viernes, 6 de diciembre de 2013

Preso 46664

"Cada vez que alguien muere
por supuesto alguien a quien quiero
siento que mi padre vuelve a morir
será porque cada dolor flamante
tiene la marca de un dolor antiguo..."
Decía Mario Benedetti, reconozco a lo que se refiere, pues en este momento ese dolor es mío.
Se ha marchado, no sé dónde, pero antes, cambió Sudáfrica y el mundo. Desconozco la razón y me acabo de dar cuenta, pero yo lo había inmortalizado, no a su obra sino a su persona. Sé que era mayor, y que queda su gran legado. Pero eso no me consuela. Pues se ha marchado un hombre que hizo posible lo que parecía imposible, un hombre que se preguntó el porqué de esa supuesta inferioridad, un hombre que se atrevió a decir NO a la injusticia, y luchó, mejoró el mundo. Un hombre libre entre rejas.
El problema es que desde mi pesimismo no creo que esta humanidad vuelva a dar hombre parecido, ni que las sociedades vuelvan a formar un hombre así, y no porque ya no existan injusticias. Eso es mentira. Deja un vacío inmenso.
Con Nelson Mandela en vida, teníamos, o tenía cierta esperanza, saber que existe un héroe, un héroe real. No sé como explicarlo, tampoco era consiente de ello, pero con su pérdida me he dado cuenta de lo significaba que viviese aun. Pero ya no está.


Adiós y hasta siempre, prometo recordar lo fuiste y lo que hiciste, a pesar de que nos describan a un Mandela hueco.

No hagáis de Madiba un icono vacío de la resignación- escribe el profesor. No era el Tío Tom: era Malcon X, Lumumba, un pantera negra. Se ha ido con el Che, con Allende, con Chávez, con Ho Chi Min, con Biko y con esos millones de hombres y mujeres anónimas que se reflejan en cada una de esas peleas contra cualquier imperio, contra cualquier opresor“.
.-Juan Carlos Monedero

U2 - Ordinary Love (From Mandela OST)

.-Dawn

jueves, 28 de noviembre de 2013

Uróboros

La historia se repite: la primera vez como tragedia, la segunda como farsa. Decía Marx, pocas cosas le pongo en duda. Pero ésta no creo que nadie que sea consciente del mundo en que vivimos se atrevería a cuestionárselo. No sé si tragedia o farsa, pero llevamos varias repeticiones.
 
Uróboros, la naturaleza cíclica de las cosas y el eterno retorno. Ese símbolo nos representa muy bien, así de simples y bastos llegamos a ser. Y ese parece ser nuestro devenir.
 
 "...esfuerzo eterno, la lucha eterna o bien el esfuerzo inútil." Mentira, en nuestro caso ni  lucha ni esfuerzo, sí inútiles.
 
 
A falta de tiempo, creo que la cita, se explica por sí sola, y nos deja con una dura reflexión. 
 
.-Dawn

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Ley Orgánica de Inseguridad Ciudadana


¿Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana? Tampoco nos extrañe, no es la primera vez que utilizan nuestro nombre. Llamazares prefiere "la patada en la boca de la democracia", no se aleja demasiado. Llámenle como quieran, porque ni los ciudadanos ni la democracia les importan, la hipocresía de su nombre es lo de menos.

No nos mintamos, España no es un país con cultura de alzar la voz, ni cuestionar a ningún gobierno. Pero parece que esos cuatro gatos que lo hacen les preocupan, en estos 2 años de legislatura, infravalorado la manifestaciones, y agradecido a la mayoría silenciosa. Apenas hicimos nada y ya nos temen.

La aprobaran, gracias a su mayoría parlamentaria, los jueces puede que se lo permitan, y llegará al constitucional, y puede que hasta allí sea aprobada a pesar de atentar contra tantos derechos. Eso sí será una llamada a la desobediencia civil. Nos llama la lid.

Decía Gandhi: "Cuando una ley es injusta, lo mejor es desobedecer". Nosotros coleccionamos leyes injustas, al igual que políticos ineptos. Pero esto es la gota que colma el vaso, este borrador iba acompañado de una propuesta de modificar el código penal, nos quieren delincuentes.


Dicen que urgía esta reforma de esta ley, yo que creía que lo urgente era una ley anticorrupción, una para regular los desahucios. Pero es comprensible es necesaria porque la policía se encontraba en un estado de indefensión absoluta, según el ministro de interior, al tiempo que ha esgrimido que "no se trata de sancionar más, sino mejor", elevando el valor y añadiendo infracciones, claro. Y que los derechos a la información y de libertad de expresión se "preservan y no se verán limitados" en el texto, sino que se hacen "compatibles" con el derecho a la intimidad personal y familiar de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Favoreciendo que a mi criterio, poco afectado estaba, se sancionaban más a los manifestantes que a los perros violentos de este gobernucho.

Multas de 600.000 euros por convocar una protesta en Twitter ante el Congreso, "Insultar" o "coaccionar" a la Policía en una protesta puede acarrear una sanción de 30.000 euros, escalar a un monumento o edificio emblemático será considerado falta grave, y se sancionará con una multa entre 1.001 y 30.000 euros, también castiga los escraches que han conseguido que mucha gente no se quede en la calle, la resistencia pacifica la difusión de imágenes y videos que mancillen la imagen de los agentes de seguridad... Pero esto no se trata de explicar la ley.

29 de marzo de 2012 cuando Jorge Fernández Díaz anunció que convocar una protesta que acabara en disturbios sería delito. Al mismo tiempo, advirtió que la resistencia pasiva también estaría incluida en el nuevo Código Penal, cumplió con su palabra, en atentar contra nuestros derechos sí cumplen.

A algunos no les sorprende, a mí me sorprende muchísimo, me esperaba cualquier cosa, pero esto es demasiado. Es tan antidemocrático, esta tan poco disfrazado, y nada maquillado. Huele tanto a represión, ataque a los movimientos sociales y criminalización la organización y acción ciudadana, e incluso quiere limitar a los medios de comunicación como si ya no estuviesen lo bastante manipulados.
Si esta ley consigue salir adelante, será un fracaso personal, la verdad. Una gran decepción, un buen golpe a mi optimismo, o lo que sea que me hace seguir creyendo en la gente y en mí misma.
 
 

Estoy indignada, triste, no resignada, pero con miedo a llegar a esa resignación. La impotencia es muy fuerte, y en estos momentos mi esperanza escasea. Espero, y sigo confiando en que esta ley no llegue a aprobarse definitivamente, porque entonces sí, habrá muerto una democracia que jamás tuvimos, morirá ese espejismo.

 
 
Hoy es el 38 aniversario de la muerte de Francisco Franco y  2 años de la legislatura de Mariano Rajoy. Se la dedico a ambos, pues esta ley está perfumada con sus esencias.
 
.-Dawn
 


domingo, 17 de noviembre de 2013

40 años de una masacre y la labor policial

El 14 de noviembre de 1973 comenzaron unas revueltas estudiantiles en Atenas recitando un juramento en la azotea de universidad politécnica de Atenas:
«Nosotros los estudiantes de Centros de enseñanza Superior juramos en nombre de la libertad, luchar hasta el final para garantizar:
1. Las libertades académicas 2. El asilo universitario 3. La retirada de todas las leyes y ordenanzas represivas.
Como era algo en nombre de la libertad obviamente la policía tuvo que intervenir, y todos aquellos que se habían atrevido alzar la voz, fueron victimas de la brutalidad policial. Que curioso, me suena tan reciente.
De pequeña quería ser policía, inocente, lo decía orgullosa, pero esa ilusión me duró poquito. Un día cuando tenía unos 6 años en Larache, un festivo, el tercer día de la fiesta del cordero, dos furgonetas con la misión de desalojar de una baraca, eso no era ni siquiera una vivienda digna, en la que llevaba viviendo mi abuela más de 20 años, desde que huyó del campo. No consiguieron desalojarla, éramos muchísimos en esa baraca ese día, y entonces aun existía solidaridad en el barrio, y todos la apoyaron. Todo el mundo recibió golpes, mayores, pequeños, ancianos. Yo no lloré, no paraba de mirar la brutalidad y frialdad de los agentes de sorprendía, como no se conmovían con los lloros y suplicas de tanta gente, gente que todo eso era lo que tenía.
Entonces comprendí que no estaba hecha para ser policía ni nada parecido, pensé que esa profesión protegía a los débiles, yo quería ser policía para proteger a esas personas como mi abuela. No generalizo, habrá policías honrados que se negarían hacer cosas así.
Esa fue la primera decepción de muchas, aprendí a leer y descubrí que esa brutalidad policial no era propia de los países del tercer mundo, ni del pasado. Yo misma en la primavera valenciana fui victima de dicha brutalidad, por participar en la protesta que calificaron de  "violenta e ilegal". No golpeé a nadie, ni yo, ni muchos, en cambio aun tengo rastro de una quemadura en el muslo por una pelota de goma por parte de los antidisturbios. El uso de esas pelotas en un país democrático deberían ser ilegales. Así que sí, violenta e ilegal, pero no por nuestra parte.
Regresando a Atenas, la mañana del 17 de noviembre, tras de una serie de sucesos que comenzaron con la entrada de tanques, sí tanques en una universidad. Nunca he visto un tanque, y si tengo que verlo, espero que sea en un museo, no en la entrada de mi centro de educación. Ese días los soldados y policías abrieron fuego contra los estudiantes, 83 victimas mortales y tal vez más. Entre ellos varios estudiantes menores, civiles no vinculados a la revuelta e incluso un niño de 5 años. Y miles de heridos.
Cuando estuve en Atenas en 2010, desconocía esta historia, pero la próxima vez sin duda iré a la Politécnica y dejaré una rosa -y no otra flor- como tributo a estos héroes.  
.-Dawn

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Bienvenidos a 1984


¿Recuerdan la sociedad que describía Orwell? Tampoco les costará mucho, pues están viviendo en ella. No les hablo de una sociedad con tendencias orwellianas, les hablo de 1984.


El principal parecido es el uso del terror y del miedo como forma para sustentar el poder de manera indefinida y sin ninguna crítica de oposición.  El uso del terror, del miedo y del odio sin razón aparente, tal cuál, abran los ojos, y verán que es lo que sienten, terror a perder su trabajo, miedo a no poder pagar la hipoteca, y odio hacia quiénes reciben ayudas y ustedes no. La principal función del miedo es la inhibición de la acción, y sin acción no hay revolución.

Siempre con miedo. Miedo a la precariedad, a las guerras, al paro, al terrorismo, miedo a las otras culturas, miedo a ser distinto, miedo a la muerte, miedo al cambio...

Esto me causa algo entre tristeza y gracia. ¿A la precariedad? Ya la viven. ¿A la guerra? Hay quienes es su día día, quizás no los conozcan, ni se preocupen en hacerlo. ¿Al paro? La mayoría lo conoce. ¿Al terrorismo? Hay visible, y mucho disfrazado. ¿A otras culturas? Qué extraño, eh. ¿A ser distinto? No se preocupen, demasiado alejado de ello. ¿A la  muerte? De eso sí no escapan. ¿Al cambio? Creí que era eso lo que buscaban, al menos es eso lo que les prometen.

Todas las sociedades tienen que tener un "cabeza de turco". En 1984 era Emmanuel Goldstein. Dicen que está inspirado en Lev Trotsky, no me atrevería a ponerlo en duda.  En el libro, obligan a la población a odiar a este individuo, Goldstein, por ir "en contra del partido". No hace falta que les diga quién o quiénes son esas personas en la actualidad, pregúntense a quienes odian y el porqué, no se olviden.

Con eso logran que la sociedad tenga un único pensamiento, de manera que todos se sienten compenetrados, logrando una sociedad cohesionada. También que no se revelen, pues evocan su odio hacia otro ajeno. Eso lo podemos ver en lo que llaman Guerra de pobres. O en el patriotismo, yo patria ni tengo ni tendré, ya lo dijo Marx hace dos siglos: los pobres no tienen patria. Respeto a los patriotas, pero al igual que lo otro me causan gracia.   El patriotismo es una forma de ignorancia. Nadie nace con odio o prejuicios, son comportamientos aprendidos del entorno.

Establishment, según Wikipedia:  "Término inglés usado para referirse al grupo dominante visible o élite que ostenta el poder o la autoridad en una nación." En 1984 establecen la sociedad partiendo de que el partido siempre ha existido, y que el modo de vida que tienen ahora es el que ha habido siempre. Gracias a esto a nadie se le ocurre pensar que pueden vivir mejor, en una sociedad más justa. En 1984 éste establecimiento se logra mediante la destrucción sistemática de toda la historia. En la actualidad el capitalismo, necesita de una sociedad establecida, no emergente. Les costará relacionarlo con la actualidad pues los llamados medios de comunicación desacreditar porque ellos son emergentes, aspiran a una sociedad emergente, y esa élite, naturalmente, no les interesa. Así que seguramente esos grupos emergentes, los conozcan con el pseudónimo de radicales, porretas, delincuentes...
Vemos el uso de la guerra. Los queramos admitir o no, la guerra y la muerte son el mayor negocio que ha existido a lo largo de la historia y existe, y existe...

Es algo que me duele, que me avergüenza y me cuesta de admitir. Con la guerra consiguen destruir el excedente de productos, éste excedente es debido a la gran labor del capitalismo. Gracias a la guerra se pierde y destruye todo ese excedente para que la sociedad no tenga abundancia en nada, al contrario, debe de tener escasez. En 1984 dice varias veces que la guerra se mantiene constantemente, y en la actualidad, otra vez no hace falta que les diga nada, vuelvan la vista.
Estados Unidos pagó y paga millones de dólares para mantener el máximo tiempo posible la guerra de Irak, ¿Para qué? Petróleo, capital. Les podría citar miles de casos.

«No se trata de si la guerra es real o no, la victoria no es posible. No se trata de ganar la guerra, sino de que esta sea constante. Una sociedad jerarquizada solo es posible si se basa en la pobreza y en la ignorancia. En principio, el fin de la guerra es mantener a la sociedad al borde de la hambruna. La guerra la hace el grupo dirigente contra sus propios sujetos y su objetivo no es la victoria, sino mantener la propia estructura social intacta.»

Las desigualdades. Otro gran pilar para que el señor capitalismo funcione, hay muchas riquezas pero están repartidas en pocas manos, para mantener de esa manera la competitividad de unos sobre otros.  En 1984  están los altos son los miembros del partido interior. Son de la clase alta. Se narra en diversas ocasiones su gran poder adquisitivo y por lo tanto su superioridad a ellos se les permite apagar la telepantalla. Los medianos, que son los miembros del partido exterior, y en la sociedad capitalista serían la clase media. Ellos viven decentemente, eso sí sin libertades, nunca pueden apagar la telepantalla. Y los bajos, que es el proletariado, son libres de la telepantalla y de cualquier control social, pero ignorantes, temerosos e incapaces de tal revolución.

Me da que estos últimos años nos hemos creído ser unos medianos, pero somos unos bajos.  
Y por último y no menos importante, el elemento de la distracción. Es realmente importante para poder manipular a las masas sin que éstas siquiera se enteren. En 1984, en diversas ocasiones habla de que el proletariado no es consciente de su propio poder debido al miedo  y por su ignorancia total a lo que pasa en su entorno. 

Las masas han sido manipuladas para que se rebelen contra minucias de la vida. Entonces y ahora.
Por cosas relevantes son capaces de matarse entre ellos, provocando así luchas internas y entre ellos mismos, en vez de contra el sistema que lo fomenta. Otra vez, la guerra de pobres.
Vivimos, inundados televisivamente productos, coches, cosméticos, programas basura, fútbol...
En vez de hablarnos de los hechos realmente importantes. Lamentemos todos que han echado a dicha persona de un reality-show, pero no los recortes y la privatización de Sanidad y Educación. Total ¿Qué nos afecta más?

Sabéis quién es toda la gentuza de las revistas del corazón, futbolistas supermillonarios pero jamás escucháis a nadie como Saramago o Chomsky u otros mil intelectuales veraces y comprometidos con vuestros problemas ¿sois idiotas?       .- Jesús Sanz Astigarraga   
   
Es triste, pero George Orwell es generoso, y nos deja soñar:

Hasta que no tengan conciencia de su fuerza, no se rebelarán, y hasta después de haberse revelado, no serán conscientes.


Soñemos con la rebelión. Esta novela tiene muchísima más profundidad y se podría contrastar con oculta critica, o no tan oculta, y con muchos más rasgos de este 1984 llamado actualidad.
Pero ni me veo con la capacidad ni con la fuerza, pues es triste descubrir que Orwell acertó en todo.

Si aun dudan, miren nuestro Gran hermano particular, y no les hablo del repugnante programa de televisión.

.-Dawn

jueves, 7 de noviembre de 2013

Agoniza por interés

África, la cuna de la Humanidad,  el continente más antiguo, el más grande, el más pobre y sobre todo el más olvidado.  O quizás no, lo olvidamos a la hora de cumplir promesas como la industrialización y la modernización. Pero señores, no sólo no cumplimos con nuestras promesas del pasado, si no que tampoco hemos cambiado. Lo que antes era una explotación de recursos y esclavizar a los autóctonos con la cara descubierta. Es ahora una explotación de materias primas  y explotación de la mano de obra, pero somos más inteligentes, sutiles tal vez. Así que llamémoslo deslocalización, libre mercado, globalización. Porque todos somos hermanos, lo que es de África también es nuestros, los minerales del Congo, las plantaciones de Cacao de Costa de Marfil, Ghana, Nigeria y Camerún, su Tantalio (Coltán) usado en la fabricación de baterías para teléfonos, sus niños, claro, que trabajen para nosotros, ni que tuviesen otra cosa que hacer como ser niños. Todo, menos las 40 millones de personas enfermas de SIDA, las 300 millones viven en la pobreza absoluta, los más de 30 millones de niños sin acceso a una alimentación básica. Así, somos y como nos gusta.
¿Sabéis qué otra cosa nos gusta?
Nos encanta llevarnos la boca diciendo lo mal que lo hicieron nuestros antepasados, nos encanta decir que ayudamos, y lo hacemos, con un 0,0007 % de nuestra riqueza, y curiosamente el 40 % de nuestra riqueza es gracias al África de ahora, no quiero hallar el porcentaje teniendo en cuenta el pasado. Y también nos encanta prometer cosas, promesas incumplidas que llevan a África a estar rezagada a la marginación.  ¿Por qué nadie ha pedido perdón por la esclavización y explotación de África? Quizás porque admitimos la culpa, pero no la sentimos realmente, ni la culpa, ni la deuda.
Algunos dirán "A estas alturas de la historia de veríamos preocuparnos más por el futuro que por el pasado", o alguna de esas maravillosas y  típicas frases. Pero ya lo dijo George Santayana:  Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla. No les hablo del pasado tampoco, les hablo del futuro que tanto les agrada, y del presente en el coexistimos.
 
Eh, que también todo lo que es occidente es para África, nuestra cultura, las fabricas que las multinacionales y sus humos contaminantes, nuestra compasión y solidaridad. Pero no lo mismo que queremos para nosotros, ni democracia, ni igualdad, ni libertad, ni derechos, y ni siquiera dignidad.
Parece que para que existan naciones ricas, deben existir también naciones pobres. ¿Es eso lo que queremos? ¿Que nuestros hijos y nosotros consumemos lo que han fabricado niños como ellos?
Y no sólo un producto que les priva de la libertad, sino que posiblemente les cause hasta la muerte. Recuerden son niños que cargan con sacos de cacao, niños trabajan hasta 12 horas, utilizan herramientas peligrosas y están expuestos a pesticidas.
 
Lo sé, no soy tan ilusa, no sirve de nada no consumir ciertas marcas, la lista cada día se va alargando más y más. Si tuviéramos que abstenernos sin consumir los productos que vienen de allí volveríamos a la edad media.  Sería una hipocresía no comer chocolate pero llevar un teléfono en el bolsillo o redactar un blog desde un ordenador portátil. Pero aun así, no hacer nada, es peor.
 
El problema no sólo radica en la indigencia moral de estas empresas, tampoco nuestra indiferencia,  sino en los sátrapas, gobernantes responsables hijos de puta que lo consienten,
 
Hay cosas que se nos escapan de las manos, ya... Pero concienciarnos y concienciar a los nuestros de que el mundo en que vivimos no es el único. Hay otro, más duro, más cruel, y más real. Esos empresarios y gobernantes fueron unos niños malcriados y insensibles, no ayudan porque crecieron en un mundo perfecto, lleno de exquisitos perfumes, coches lujosos, y no quieren ver más allá de su propia realidad. Fueron educados con una mentalidad materialista, en esto se han convertido y nos han convertido.
 
 .-Dawn

domingo, 3 de noviembre de 2013

Nessun dorma, Puccini

 


 
Posiblemente una de las mejores óperas habidas y por haber. Nadie duerma, es exactamente lo que ordena la cruel princesa Turandot quien, en venganza a una antepasada mancillada, decapita a sus pretendientes si no le responden tres adivinanzas. Un príncipe ignoto -Calaf-  respondiéndole los tres enigmas y desafiándola a que sea ella la que averigüe su nombre. Turandot ordena que Nessun dorma en Pekín hasta que se sepa el nombre del  pretendiente. 

Este viernes he tenido el placer de ver tan maravillosa obra de tan brillante genio, Giacomo Puccini. 
Creo que me sería imposible explicar el sentimiento que me invadió de principio a fin de la ópera. Pero no importa, el arte no busca explicación. 

Me erizó la piel, los pelos de punta, lágrimas que no sabía de donde provenían. No hay mayor indicador de buena música, de arte.



El hombre a quien no conmueve el acorde de los sonidos armoniosos, es capaz de toda clase de traiciones, estratagemas y depravaciones. 
 .-William Shakespeare

.-Dawn