sábado, 4 de abril de 2015

Tulipan



Siempre has soñado con poder escapar de esa cárcel real, ahora tu cárcel es de cristal, y tus ideales se parten el culo de ti. Ahora los barrotes que hacen tu prisión, son miedos desconocidos, son invisibles, son un disfraz, con el que amuelaste tu vida. Las paredes de ésta se pintaron sin antes rascar.

Pero deja de pensar  lo que entonces perdiste, deja ya de esperar que el tiempo te calme la ausencia que causa un adiós. Echemos a andar sin mirar atrás, sé que puedo ponerme en tu piel, sé que es muy jodido vivir. Pero sabemos que lo queremos hacer hasta la fatiga después del éxtasis.


Pues dejemos ya de esperar, y arranquemos ese papel de pintar, que son prejuicios e idealizaciones. Apartemos esos muebles para poder bailar, entonces algún día esos barrotes desaparecerán, de mientras hagamos de los choques parte de nuestra coreografía vital. 






Dedicado a un girasol.-Dawn

No hay comentarios:

Publicar un comentario