domingo, 16 de marzo de 2014

Quiero ser Pirata

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.

Desde pequeña me han gustado los piratas, personaje romántico por excelencia. Seguramente poco tendrán que ver con el pirata. 
Supongo que hemos buscado en la mar lo que creíamos ya imposible en la tierra, sobre ello se ha escrito y compuesto mucho, otros nos conformamos con soñar.


Las banderas y los himnos siempre han sido el símbolo de algo, la Jolly Roger simboliza que ese trozo, el barco no cumple las normas que a diferencia de otros barcos cumplían como una extensión de tierra firme.

Y si tiene que haber un himno al Pirata romántico no podría ser otro que La canción del Pirata de José de Espronceda. 
El Temido navega velozmente por la noche. Su capitán alegre se dirige a Estambul y se siente tranquilo porque no ve barco enemigo y el tiempo es de bonanza. Va contento porque lleva buen botín. Se siente orgulloso de su libertad y de no tener más patria que el mar. Así mismo se considera justo porque reparte por igual las capturas. Aun así nos confiesa que no está preocupado porque se le persiga y esté condenado a muerte, ya que su vida la dio por perdida cuando logró escapar de la esclavitud. La mejor manera de demostrar su serenidad es que se duerme tranquilo arrullado por el mar.


Este poema es el soliloquio del pirata en el que se exalta la libertad. Hace algunos años en Viña Rock conocí este poema por la adaptación de Tierra Santa, no sé si era por el humo de los porros de los a lado o por la adrenalina que llevaba encima por haber conseguido colarme, pero su interpretación me cautivó/motivó de incalculable manera. 



.-Dawn

3 comentarios:

  1. El bien más preciado es la libertad,
    Luchemos por ella con fe y con valor.

    Alza la bandera revolucionaria,
    que llevará al pueblo a la emancipación.

    ResponderEliminar
  2. Creía que la canción era de Mago de Öz, no me preguntes por qué.

    Nos has engañado, te creíamos más neoclásica, incluso renacentista, pero romántica?

    Hay un harker que opera con la hoz, el martillo y una calavera. Sos vos!!!!

    Este poema me tocó estudiarlo no sé en qué curso, no me agrada por esa razón. Pero me recuerda a una canción que a ambos nos gusta... "sota l'agua no hi ha pelas, ni banderas, ni nacions."

    Nos vemos Sherezade, te añoramos.

    ResponderEliminar