miércoles, 20 de noviembre de 2013

Ley Orgánica de Inseguridad Ciudadana


¿Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana? Tampoco nos extrañe, no es la primera vez que utilizan nuestro nombre. Llamazares prefiere "la patada en la boca de la democracia", no se aleja demasiado. Llámenle como quieran, porque ni los ciudadanos ni la democracia les importan, la hipocresía de su nombre es lo de menos.

No nos mintamos, España no es un país con cultura de alzar la voz, ni cuestionar a ningún gobierno. Pero parece que esos cuatro gatos que lo hacen les preocupan, en estos 2 años de legislatura, infravalorado la manifestaciones, y agradecido a la mayoría silenciosa. Apenas hicimos nada y ya nos temen.

La aprobaran, gracias a su mayoría parlamentaria, los jueces puede que se lo permitan, y llegará al constitucional, y puede que hasta allí sea aprobada a pesar de atentar contra tantos derechos. Eso sí será una llamada a la desobediencia civil. Nos llama la lid.

Decía Gandhi: "Cuando una ley es injusta, lo mejor es desobedecer". Nosotros coleccionamos leyes injustas, al igual que políticos ineptos. Pero esto es la gota que colma el vaso, este borrador iba acompañado de una propuesta de modificar el código penal, nos quieren delincuentes.


Dicen que urgía esta reforma de esta ley, yo que creía que lo urgente era una ley anticorrupción, una para regular los desahucios. Pero es comprensible es necesaria porque la policía se encontraba en un estado de indefensión absoluta, según el ministro de interior, al tiempo que ha esgrimido que "no se trata de sancionar más, sino mejor", elevando el valor y añadiendo infracciones, claro. Y que los derechos a la información y de libertad de expresión se "preservan y no se verán limitados" en el texto, sino que se hacen "compatibles" con el derecho a la intimidad personal y familiar de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Favoreciendo que a mi criterio, poco afectado estaba, se sancionaban más a los manifestantes que a los perros violentos de este gobernucho.

Multas de 600.000 euros por convocar una protesta en Twitter ante el Congreso, "Insultar" o "coaccionar" a la Policía en una protesta puede acarrear una sanción de 30.000 euros, escalar a un monumento o edificio emblemático será considerado falta grave, y se sancionará con una multa entre 1.001 y 30.000 euros, también castiga los escraches que han conseguido que mucha gente no se quede en la calle, la resistencia pacifica la difusión de imágenes y videos que mancillen la imagen de los agentes de seguridad... Pero esto no se trata de explicar la ley.

29 de marzo de 2012 cuando Jorge Fernández Díaz anunció que convocar una protesta que acabara en disturbios sería delito. Al mismo tiempo, advirtió que la resistencia pasiva también estaría incluida en el nuevo Código Penal, cumplió con su palabra, en atentar contra nuestros derechos sí cumplen.

A algunos no les sorprende, a mí me sorprende muchísimo, me esperaba cualquier cosa, pero esto es demasiado. Es tan antidemocrático, esta tan poco disfrazado, y nada maquillado. Huele tanto a represión, ataque a los movimientos sociales y criminalización la organización y acción ciudadana, e incluso quiere limitar a los medios de comunicación como si ya no estuviesen lo bastante manipulados.
Si esta ley consigue salir adelante, será un fracaso personal, la verdad. Una gran decepción, un buen golpe a mi optimismo, o lo que sea que me hace seguir creyendo en la gente y en mí misma.
 
 

Estoy indignada, triste, no resignada, pero con miedo a llegar a esa resignación. La impotencia es muy fuerte, y en estos momentos mi esperanza escasea. Espero, y sigo confiando en que esta ley no llegue a aprobarse definitivamente, porque entonces sí, habrá muerto una democracia que jamás tuvimos, morirá ese espejismo.

 
 
Hoy es el 38 aniversario de la muerte de Francisco Franco y  2 años de la legislatura de Mariano Rajoy. Se la dedico a ambos, pues esta ley está perfumada con sus esencias.
 
.-Dawn
 


1 comentario:

  1. me suenan estos pavos, y a mis costillas también: ¿a que me endiñan multaca?

    ResponderEliminar