sábado, 26 de octubre de 2013

Ven, quiero oír tu voz.

Orgulloso de estar entre el proletariado [...]
Éste es mi sitio, ésta es mi gente
somos obreros, la clase preferente
por eso, hermano proletario, con orgullo
yo te canto esta canción, somos la Revolución.
¡SI SEÑOR! La revolución [...]
.-Vals del obrero, Ska-P.
 
Somos la clase obrera, somos la inmensa morralla que el Sistema quiere utilizar para su riqueza. Somos el pueblo llano, llamado "soberano" y el Sistema no nos ve como parte de él, sino como cifras. Nos tienen sometidos, controlados por el miedo, tenemos que ser conscientes de nuestra realidad.

Ladrones de guante blanco, escasez en servicios públicos,  una democracia, muy adulterada, prostituida, y una casta política inaguantable, por sus actuaciones viles y su gran incompetencia, solo saben el tú más y barrer para casa.

"El capitalismo ya no existe, es una economía mixta, existe el sistema del bienestar", dicen.
Este sistema que se cepillan día a día, partiéndose sus santas posaderas, pues lo pueden hacer, se lo permitimos.

El capitalismo nunca se fue, estaba escondido bajo una losa, sus hijos y nietos la han levantado , salen como las alimañas de debajo de las piedras, y encima son aclamados por sus víctimas.
Porque ser pobre y llamarse capitalista es patético, el capitalista es el accionista de una multinacional, no eres tú, obrero, y ni siquiera el pijo de tu pueblo.
 
Me gustaría hacer un grito a la justicia, pero me duele la voz, a mí y a miles personas que se atrevieron alzar la voz y decir no, a ser honestos. No nos han escuchado, ya lo sabíamos, pero sí han atendido a los inútiles pseudo-progres que pagan, queman y vuelen a pagar su propio mobiliario. Gracias compañeros, gracias por añadirles argumentos infundados.

Me gustaría ser positiva, pero no tengo móvil, no veo ninguna luz, saldremos de esta, pero no mejorará los que somos, como dijo Noam Chomsky  La gente paga por su propia subordinación.

 
.-Dawn

2 comentarios:

  1. “¿Clase obrera?”, ¿”proletariado”? Uff…, entelequias.

    No existen, Dawn, y si existen como “algo”, desde luego apuntalan el sistema, lo conforman, con una espantosa eficacia. La segunda Internacional y, de otro modo, las tercera y cuarta los ayudan en ese acto contranatura.

    Y las derechonas universales, despatarradas de gusto en los resorts, clubes, casinos, puertos deportivos y ruletas del mundo.

    Igual expresan unos y otros la naturaleza humana. Mamonazos.

    Como dices, “se lo permitimos”. ¡Hallelujah!



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que existen, y sí, lo sostienen porque creen que los ampara.
      No vemos que hace todo lo contrario. Y estoy de acuerdo, aunque la tercera no del mismo modo.

      Eliminar