viernes, 20 de septiembre de 2013

La pasión según San Mateo

Hace unos años, muchísimos para mí, pero a pesar de eso recuerdo ese momento a la perfección. 
Escuché por primera vez quizás lo que para mí es la composición más célebre de la historia de la música. La Pasión según San Mateo de J. S. Bach a violín/ópera, me enamoré.
Lo más curioso es que la escuché en unos dibujos animados, ni conocía a Bach, ni el violín, ni nada por el estilo, pero mi padre al verme sumida en Bach, me dijo que era La Pasión según San Mateo, ese momento nunca lo olvidaré. Obviamente lo demás no lo recuerdo, pero sí que me han contado que me pasé días diciendo que quería convertirme en San Mateo pensando que San Mateo era el creador de tan maravillosa obra. 
Mi padre entonces un gran melómano y genial músico me compró un violín, exactamente un Yamaha V7 SG12  1/2, seguramente el mejor violín que he tenido en mi vida. Aun lo conserva mi abuela, es precioso, aunque lo miro y parece una miniatura. Si algún día tengo algún hijo que le guste tanto la música seguramente será su primer violín, o si conozco a alguien que lo merezca, a alguien que se quiera convertir en San Mateo.
Mi padre estaba muy contento porque su hija compartía eso con él y yo estaba igual de feliz pues me iba a convertir en San Mateo. Me enseñó todo lo que pudo sobre la música, pero un día yo me fui de viaje con mis abuelos y cuando regresé el ya no estaba, a mi hermana le había dicho que se iba a un baño turco y no se la podía llevar con ella, a mí no me dijo nada. Obviamente mi padre no estaba en un baño turco, él había emigrado a Alemania.  En el primer año y medio sin mi padre, me dediqué plenamente a la música. Pero pasaba el tiempo y él no regresaba, yo ya sabía quien era Bach, y quien era San Mateo, pero no quien era yo.

Cumplí 7 años y dejé la música, llevaba prácticamente 4 años estudiando música pero sin mi padre no tenía mucho sentido. Él me enviaba muchas partituras,  muchas grabaciones, me llamaba muchísimo, me compró varios violines alemanes, pero yo siendo una niña de 7 años que añoraba mucho a su padre no iba a entender el porqué se fue. Estuve 3 años  sin mi padre, esta que un día mi madre decidió dejarlo todo e irnos con él, mi padre vino de viaje a España y le pareció en lugar indicado donde podríamos vivir todos. 

Cuando lo vi por primera vez en el aeropuerto de Barcelona junto a mi tío, no lo reconocí del todo ya que ambos se parecían mucho, pero uno de los dos me ofreció una postal, era San Mateo. A pesar del reencuentro con mi padre, yo había dejado mi antigua vida atrás, mi familia, mi casa, mi colegio, mis amigos y mi música. 
Mi padre no insistió. Y la música se había terminado para mí. Pero con 13 años en el instituto comenzamos a estudiar a Bach, y dios, como me apasionaba. Un año después conocí a músicos y personas que me influenciaron de tal modo, que me acabé comprando Memphis 4x4, un violín bastante económico y nada bueno, ya que no tenía claro si la música era mi futuro. Mi padre al descubrir mi escondido Memphis, decidió volver a darme clase, pero más tarde con el trabajo dejó de disponer de tiempo y empecé a tomar clases normales. 
Conocí a personas que adoraban a Bach, a músicos estupendos y me hice adicta al mundo de la música. Y eso hasta ahora, que en realidad este iba a ser mi ultimo año en el conservatorio, pero he decidido que sería mejor dejarlo para más tarde, la música es mi pasión, pero también es un fabrica de paro, y yo que ya he comprendido el porqué mi padre se marchó a Alemania, y a pesar de que posiblemente no tenga nada que ver, no quiero hacer lo mismo.
Así que hoy posiblemente sea el último día que toque La Pasión según San Mateo por un tiempo.



.-Dawn

5 comentarios:

  1. Echaremos de menos sus quejas porque no le salga algo bien, y a sus grabaciones. Acá aun conservo la de Woman.
    Linda historia, siempre supe que quería mucho a su padre.
    Un abrazo progre.

    ResponderEliminar
  2. Emotivo post.

    Espero que encuentres el camino para hacer lo que sea y música. O al revés, música y cualquier otra cosa.

    Con pasión. Como Bach.

    ResponderEliminar
  3. Ls pasión según Najoua,
    es eso lo que escucho yo mientras la tocas.
    Ya eres San Mateo amor.

    ResponderEliminar