domingo, 25 de agosto de 2013

Para A. P.

La fecha de hoy hubiese sido muy especial para nosotros, sé que estés dónde estés estarás pensando en lo mismo que yo. Hace ya mucho tiempo que no veo tu rostro, ni oigo tu voz que tanto me gustaba... Qué digo me gustaba, me enamoraba, es más, recuerdo que cuando te conocí no atendía para nada a lo que me decías, solamente me perdía en el maravilloso sonido de tu voz, luego descubrí tu sonrisa -de una forma muy cómica, sí.- y me enamoré aun más. No es nada fácil describir como me siento en este momento. Pero ha decir verdad, nada que tuviese que ver contigo y con palabras me ha sido fácil. Es quizás algo de añoranza, nostalgia, esa que se me ha hecho tan familiar, pero supongo que también te será familiar a ti ahora, también estas lejos de tu tierra. Una vez me dijiste que es jodido vivir, que la vida es una mierda, que lo sabías y no querías admitirlo, y que no querías que tus seres queridos lo descubriesen, que esa era tu lucha. Más tarde me dijiste que una lucha en esta vida es el camino para llegar a una meta, es un móvil. Yo siempre he creído en tu palabra, por eso te digo que no dejes de luchar, aunque seguramente ahora ya no tengas las mismas metas. Pero sé que la de proteger a los tuyos siempre estará allí. Ya no compartimos ni opiniones, ni metas, o como dirías ni siquiera jugamos en la misma liga. Pero sé que eres una maravillosa persona y estés dónde estés quiero que sepas, que te quiero y te apoyo.

-Dawn

No hay comentarios:

Publicar un comentario